Queremos arrojar un poco de luz para ayudarte a elegir (con sus pros y sus contras) entre la leche animal o la bebida vegetal.

Buscamos despejar mitos que todavía están muy extendidos sobre la actualmente demonizada leche animal y la no siempre tan saludable bebida vegetal, enfrentamos ambas, cara a cara, para que puedas tomar tu decisión, en función de la estrategia que estés siguiendo actualmente.

Partiendo de la base de que no encontramos motivos suficientes para evitar los productos lácteos en una alimentación saludable y equilibrada para lograr tu objetivo físico y estético, sea cual sea.

En un primer vistazo y comparando sus nutrientes principales, podemos observar que la leche animal, posee un equilibrio muy completo en comparación con una bebida de avena convencional.

Pero en función de si nuestro objetivo es la ganancia muscular y si nuestro metabolismo es más tendente a la acumulación de grasa o nos cuesta mucho ganar masa muscular, caben ligeras diferencias en nuestras recomendaciones:

Si te cuesta ganar masa muscular y se ha convertido en tu principal objetivo, te recomendamos el uso de leche animal entera, puesto que engloba todos los principales nutrientes en un equilibrio casi perfecto y aporta calorías suficientes (70kcal /100ml aproximadamente) para ser un potente aliado en tu estrategia de ganancia de masa muscular (junto con una alimentación enfocada al superávit calórico y un entrenamiento intenso obviamente).

Si te cuesta controlar tu peso y controlar la masa grasa se ha convertido en tu principal objetivo, te recomendamos el uso de una leche animal desnatada, puesto que igualmente engloba todos los principales nutrientes, pero se ve reducida en calorías al eliminar gran parte de la grasa de su composición (Dentro del programa Oxyd Lifestyle recomendamos Asturiana Suprema Desnatada, 41kcal /100ml y enriquecida con interesantes micronutrientes)o bien una bebida vegetal sin azúcares añadidos y reducida en calorías (Existen bebidas de almendras de hasta 13kcal /100ml <1% azúcar)

Debemos tener en cuenta también que no todas las proteínas son iguales, ya que están compuestas por aminoácidos y el equilibrio de las proteínas vegetales, no guarda la misma relación que nuestros tejidos, viéndose afectadas nuestras capacidades regenerativas, si la procedencia o el equilibrio no son los correctos.

Excepto si tu inclinación es vegetariana o vegana, pues entonces deberás encontrar tu balance de aminoácidos de fuentes de proteínas vegetales, a menudo mezclando proteínas de alimentos y procedencias diferentes, volviéndose más complejo y laborioso encontrar un aporte similar al de los productos de origen animal para nuestra regeneración general de tejidos.

En la sociedad actual, tendemos a valorar positivamente los alimentos de origen vegetal y tendemos a demonizar los productos de origen animal, pero debemos ir más allá, pues en el caso de las bebidas de procedencia vegetal, muchas de ellas están cargadas de azúcares sin sentido, cargas calóricas muy por encima de las leches animales y precios disparatados por sus altos costes de fabricación.

Nuestra principal recomendación es que no generalices y aprendas a valorar el etiquetado de cada producto por separado, ni todas las bebidas vegetales son buenas, ni todas las leches animales te alejarán de tu objetivo físico y estético.

Debemos aprender a utilizar cada producto de manera inteligente, siempre en el marco de una nutrición acorde a nuestro desgaste, requerimientos y objetivo físico.

0